English EN Français FR Deutsch DE Português PT Español ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Healthy life > El síndrome de la mujer guerrera

El síndrome de la mujer guerrera

Esto es lo que pasa cuando una persona asume el control de todo y se descuida a sí misma.

Trabajadora, autosuficiente, responsable, de armas tomar, fuerte, valiente, leal, luchadora, emprendedora, con iniciativa, buena madre, buena amiga, buena amante, empática, deportista y que cuide su aspecto. Así es como se espera que sea la mujer en el siglo XXI, una mujer todoterreno que pueda con todo, tanto en lo profesional como en lo personal. Sin embargo, las mujeres no son robots, no pueden estar siempre al 100% y ser líderes en todo sin que eso les pase factura. Por eso, cada vez son más las que acaban sufriendo el síndrome de la mujer guerrera.

¿Qué es el síndrome de la mujer guerrera?

Una persona que está sometida a la presión constante de tener que tirar del carro, ser fuerte, líder, empática y cuidadora, sin tener tiempo para cuidarse a sí misma, acabará exhausta. Eso es lo que les pasa a las mujeres que sufren el síndrome de la mujer guerrera. Su entorno, ya sea profesional o personal, está acostumbrado a su iniciativa y a que ellas mismas hagan y deshagan sin necesitar ayuda. Por eso, las mujeres que son cuidadoras en el ámbito familiar o profesional, especialmente en carreras como Medicina, Enfermería, Auxiliares, Fisioterapia, Trabajo social, Educación Social, Psicología o Magisterio, son más propensas a acabar sufriendo el síndrome de la mujer guerrera.

mujer guerrera1

Sin embargo, estas mujeres que llevan las riendas y tienen un papel de cuidadoras, acaban sin tener tiempo para cuidarse a ellas mismas. La presión que les impone la sociedad de ser mujeres todoterreno hace que descuiden lo más importante para poder seguir ejerciendo su labor: cuidarse a sí mismas. Cuando una persona se descuida y no tiene tiempo para divertirse fuera de sus obligaciones y encontrar un espacio en su día a día para desconectar y conectar consigo misma, es cuando su estado físico y mental empieza a deteriorarse.

Y es que, aunque, en la mayoría de los casos, la mujer sea la que asuma el papel de cuidadora y líder a la vez, no significa que ella no necesite ser cuidada también. Así que, si crees que sufres el síndrome de la mujer guerrera, busca la manera de priorizarte a ti misma en algún momento del día y de conectar con tus emociones y sensaciones.

Consecuencias del síndrome de la mujer guerrera

Aunque no es un trastorno ni una enfermedad en sí mismo, el síndrome de la mujer guerrera puede desembocar en estrés, depresión o ansiedad. Y es que, son numerosos los estudios que demuestran que las mujeres sufren mucha más ansiedad, estrés y depresión que los hombres. En 2017, el estudio “Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés” de CinfaSalud, desveló que una de cada dos mujeres (48,7%) se siente estresada frecuente o continuamente, frente a uno de cada tres hombres (31,5%). Además, el estudio revelaba que los menores de 45 años son los que presentan un mayor grado de estrés. Una situación que no ha dejado de agravarse desde el inicio de la pandemia.

También te puede interesar:

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.