¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Healthy life > Los beneficios de practicar paddle surf

Los beneficios de practicar paddle surf

healthy habits

Lo malo de volver a la rutina es que muchas veces volvemos a dejar de lado los pequeños hábitos que creamos durante las vacaciones y que tanto bien nos hacen. Imagina cómo cambiaría nuestro día a día si no los perdiéramos. Imagina que una porción de esas vacaciones pasara a formar parte de nuestras vidas. Imagina que aquello que tanta alegría nos ha aportado se tornara permanente, incluso en días laborables. Suena bien, ¿verdad? 

Imagina ahora que la actividad que decides mantener a lo largo del año es la práctica del paddle surf. Muchos pensaréis, “estupendo, si vives en una localidad costera”. Pero lo cierto es que la disciplina del paddle surf también puede practicarse en ríos, lagos, pantanos e ¡incluso piscinas! Así que si no vives cerca del mar, este artículo también es para tí. 

Los expertos en salud, tanto física como mental, han reconocido en el paddle surf una poderosa herramienta de autoconocimiento, un medio de reconexión con uno mismo y también con el entorno. Pero ¿qué tiene esta modalidad que la distingue del resto de los deportes? 

¿Qué es?

Empecemos por lo primero. Para aquellos que nunca antes hayan oido hablar del paddle surf, se ha descrito como una forma de deslizamiento en la que el navegante se ayuda de una pala o un remo para desplazarse por encima del agua. Todo eso mientras mantiene el equilibrio de pie sobre una tabla de surf. Se distingue de las prácticas convencionales porque no requiere de un mar agitado ni de sus olas para llevarla a cabo. 

El origen del paddle surf como tal

El origen del paddle surf es bastante curioso. Rondaban los años sesenta cuando el surf convencional comenzó a popularizarse en las costas hawaianas. Fue entonces cuando los “beach boys”, los chicos locales ya muy experimentados en la disciplina, empezaron a ayudarse de los remos de sus canoas para mantener el equilibrio sobre sus tablas cuando no estaban compitiendo.

Lo hacían como hobby, para poder tomar fotografías de los turistas que se acercaban a las playas de Waikiki para probar las olas, y también para alertar a los monitores de surf de las secuencias de olas que iban llegando a la costa. 

Poco a poco fue evolucionando en una modalidad propia que captaba adeptos con otro tipo de intereses. Y es que los beneficios del paddle surf son un tanto distintos al del resto de deportes acuáticos. Al centralizar la atención principal al mantenimiento del equilibrio, el practicante toma conciencia plena del estado de su cuerpo. Es, por así decirlo, como una acción no intencionada de mindfulness

Pero una vez el tema del equilibrio queda solucionado, saltamos al movimiento. Para poder deslizarse por encima del agua, es importante mantener un ritmo de remo repetitivo. Acción que, ademas, se convierte en un acto de integración con los ritmos de la naturaleza.  

Parte del «Blue Health Effect»

Ya sea de forma conjunta o solitaria, la práctica de paddle surf acaba siendo siempre más un ejercicio de meditación que de acción física. Es por eso que la nueva rama científica llamada “Ocean and Human Health” la ha incluido entre las actividades acuáticas en relación al ecoturismo marino que más benefician a la salud humana. A estos beneficios que se obtienen de los “espacios azules” se les ha denominado como el “blue health effect”. 

Para aquellos que quieran ir un poco más lejos, la combinación del yoga y la meditación sobre tabla de surf es una de las disciplinas más buscadas. En realidad, lo único que se requiere es que las condiciones del mar acompañen. Pero tú qué dices, ¿te hemos convencido?

También puede interesarte: