¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > It girl, It boy > Kim Kardashian y el escándalo con su línea de fajas

Kim Kardashian y el escándalo con su línea de fajas

Kim Kardashian es una mujer muy polifacética, una empresaria que ha creado un gran imperio con sus propias manos. A parte de su línea de maquillaje y su programa en televisión, la celebrity lanza a menudo nuevos proyectos. El último ha sido Kimono Solutionwear, una línea de ropa interior con efecto reductor.

«Por fin puedo compartir con vosotros este proyecto que he estado desarrollando durante el último año. He estado entusiasmada con esto desde hace 15 años. Kimono es mi particular visión de las fajas y las soluciones para mujeres que realmente funcionan» explica. «Siempre cortaba mis fajas para adaptarlas a mi estilo y también ha habido muchas veces que no pude encontrar una faja que se adaptara a mi tono de piel, por lo que necesitábamos una solución para todo esto.»

El proyecto nace de una necesidad personal y con la que muchas mujeres, e incluso hombres, pueden encontrarse en su día a día. La prendas están producidas con la tecnología más avanzada, contemplan desde la XXS hasta la 4XL y están disponibles en 9 tonos distintos.

La gran polémica de Kimono

A pesar de ser un producto pensado para ofrecer soluciones, la jugada no le ha salido demasiado bien a Kim Kardashian. El nombre de la colección, Kimono, ha creado una gran polémica en las redes sociales por cuestión de apropiación cultural.

Cuando la empresaria pensó en el juego de palabras con su nombre, no pudo imaginar en que el asunto iba a llegar incluso a manos de las autoridades de Japón, que reclamaron a la oficina de patentes de Estados Unidos el cambio de denominación.

«El kimono es un vestido tradicional étnico fomentado por la riqueza de nuestra historia y de nuestra naturaleza» explicó el alcade de la ciudad de Kioto, «pido que reconsidere su decisión de utilizar el nombre Kimono para su marca».

Ante esta situación, Kim Kardashian no ha tenido más remedio que cambiar el nombre de su empresa. «Después de una cuidadosa reflexión, lanzaré mi marca de ropa interior reductora con un nuevo nombre», explicó a través de su Instagram.

Y aunque aún no se sabe cuál será el nuevo nombre de la empresa, habrá que esperar hasta finales de verano para poder comprar alguna de las fajas revolucionarias de Kim Kardashian.

También puede interesarte: Kendall Jenner y Bella Hadid viven su mejor vida