English EN Français FR Deutsch DE Português PT Español ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Talking to influencers > Entrevista a Fiona Ferrer Leoni

Entrevista a Fiona Ferrer Leoni

luxury magazine barcelona

Fiona Ferrer Leoni (Barcelona, 1974) es una mujer polifacética que no entiende ni de fronteras ni de barreras. Estudió Periodismo en Nueva York, Comunicación Empresarial en Miami, y se quedó en el otro lado del charco trabajando para empresas de alto renombre en el sector del Arte, como Sotherby’s, Art Basel Miami y el Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad.

A pesar de que muchos la descubrieron en 2009, cuando su espectacular boda con el empresario Jaime Polanco inundó las portadas de ¡Hola!, lo cierto es que Fiona ya gozaba de cierto prestigio dentro del sector de la comunicación, gracias a su trabajo constante.

Fue creadora del formato Supermodelo (que emitió tres temporadas en España entre 2006 y 2008), dirigió Elite Model Look y ha escrito varios libros relacionados con el mundo de la moda, como WACU Girls (2012), Cuando el tiempo hace tictac (2013) y La estilista (2021). Pero aunque se le encasilla a menudo en el sector de la moda, Fiona es una empresaria acostumbrada a trabajar con todo tipo de clientelas y firmas a nivel mundial.

Se define a ella misma como una mujer con una perspectiva muy internacional, con una amplia agenda que se mueve entre EEUU, Europa, Latinoamérica o donde surja. Ha vivido en Nueva York, París, Miami, Ibiza, Madrid y Palma y todas esas ciudades las considera «casa», porque dice haberse integrado de verdad con el ambiente.

«Creo que esto es parte también de mi educación, porque eso es lo que viví en mi casa. Un hogar que no entendía de barreras ni fronteras».

La empresaria es hija del ex presidente de la Pasarela Gaudí, el empresario catalán Juan Ferrer, y de una de las musas de la década de los 70, la modelo milanesa Mietta Leoni.

Yo no perdono jamás la traición profesional y empresarial, porque si alguien te traiciona profesionalmente y no cumple su palabra, luego tampoco la cumple como persona.

Esta nueva sección que estrenamos en la web lleva el nombre “Talking to Influencers” ¿Qué opinas de esta palabra? Para muchas de las españolas eres una de las primeras “influencers” que hubo… ¿te consideras como tal?

Con la palabra influencer sucede un poco como sucedió al principio con la palabra blogger, que con el desgaste de su uso (y mal uso) se acabó desprestigiando. Yo no me dedico a las redes exclusivamente, así que a nivel genérico podríamos decir que no soy una influencer. Para mí las redes sociales son un medio de comunicación (el mayor que hay, en mi opinión). Y creo que cada uno debe usar esta herramienta como quiera. En mi caso, por ejemplo, allí promociono mis propios proyectos, los eventos que organizo, mi libro, etc.

Yo prefiero que me califiquen como empresaria, que es lo que soy. Es una barrera que yo misma he querido plasmar en mi nuevo libro, La estilista, porque creo que hay mucha gente que opina en las redes sin tener un conocimiento real. Para mí, si no eres un periodista o un profesional del sector de la moda, antes de dar una opinión es importante que pienses en toda la gente que hay trabajando detrás de una foto, de un desfile o de una prenda de ropa. Como digo en el libro: “Detrás de cada foto hay una historia”.

Y a propósito de tu nuevo libro,  cuéntanos cómo abordas esta temática en La estilista. ¿Cómo es realmente esta realidad que se esconde detrás de una foto perfecta que vemos en las redes?

Detrás de una gran foto, o de una actriz que posa en una alfombra roja, hay muchos profesionales que nunca se llevan el reconocimiento. Con el libro quiero hacer precisamente eso, concienciar a la gente de que el mundo de la moda es maravilloso pero también es muy difícil y muy duro.

También quise crear un juego de palabras un poco irónico: porque frente a las “esti-listas” también están aquellos y aquellas que son “esti-tontas”. Y yo quería que esta novela sirviera para poner en valor la inteligencia y trabajo duro de estas personas, las que de verdad se merecen estar donde están.

¿Cuáles dirías tú que son las luces y las sombras del sector de la moda? ¿Cómo sientes que ha evolucionado en los últimos años, especialmente tras el boom de las redes sociales?

La moda está en continuo movimiento, es una rueda que da de comer a muchas personas. Ahora está claro que con las redes sociales se saben más las cosas. A través de los medios digitales todos nos hemos convertido en un medio de opinión. Todos tenemos (o creemos tener) el derecho a opinar y también a mostrar nuestras creaciones. Eso es genial porque gracias a redes como Instagram llegamos a mucha gente. Pero a la vez es peligroso porque la competencia es abrumadora y las copias aparecen de un día para otro.

¿Cuál es el consejo que darías a una chica jovencita que se deja deslumbrar por las cuentas de sus influencers favoritas y quiere aspirar a la vida lujosa y aparentemente fácil que se muestra en las redes?

Es importantísimo estudiar, formarse, tener referentes que nos enseñen algo. Y sobre todo entender que las redes son un espejo en el que podemos mirarnos, pero siempre recordando que no todo es verdad, aunque tampoco todo es mentira.

Las redes pueden ser una gran mentira para muchas cosas y pueden hacer mucho daño, pero no solo a gente joven, sino también a gente de mi edad. Yo misma me incluyo, porque a veces me he sentido ofendida por las vidas perfectas, los cuerpos perfectos y las parejas perfectas… Que sí, puede que existan. Pero es muy importante contar también la parte no tan bonita. El trabajo que hay detrás de un cuerpo perfecto, la naturalidad de una amistad perfecta o una pareja perfecta.

 “A veces me he sentido ofendida por vidas perfectas, cuerpos perfectos y parejas perfectas”.

Eres un icono de estilo. ¿Quién te inspira y cuáles son las bases para desarrollar un estilo propio?

Mi fuente de inspiración son mi madre, mi hermano mayor, mi cuñada (todos ellos italianos). Creo que tengo un estilo muy italiano, elegante y sofisticado. Pero lo cierto es que también soy muy básica y me encanta usar vaqueros, ¡tengo más de 30 camisas vaqueras prácticamente iguales! (risas).

Además, tengo la ventaja de contar con muy buenas amigas con showrooms preciosos que trabajan con diseñadores españoles como Fernando Claro o Alicia Rueda. Me encanta apostar por la moda española, por los diseñadores que de verdad cuidan los detalles, que trabajan los acabados y que realmente te aconsejan sobre lo que te queda bien y lo que no.

Tú, ¿qué tipo de perfiles sigues en las redes sociales?

Yo sigo a mis amigos y a la gente que quiero, a la que quizás no puedo ver muy a menudo pero me gusta seguirle la pista a través de sus redes e interactuar con ellas. Me gusta la gente de verdad y casi siempre sigo a las personas que tengo en mi Whatsapp.

Si tuvieras que quedarte solamente con una prenda de tu armario, ¿cuál sería?

Con el segundo vestido que me puse para mi boda. Un traje de pallets [unas cuentas similares a las lentejuelas]  que hizo mi nonna (abuela) italiana, que era costurera.

Fiona cuenta con entusiasmo que, hasta la fecha, considera que su boda ha sido uno de los eventos más espectaculares y que más tendencia ha creado (¡y es que duró nada más y nada menos que 3 días!). Aunque también reconoce que si en algún momento volviera a casarse, probablemente optaría por una ceremonia más privada y en petit comité. Como ella misma dice «el listón ya quedó muy alto» con su primer paso por el altar.

De cara al futuro cercano, ¿qué faceta personal y profesional te gustaría explorar ?

Quiero regresar a la televisión. Disfruté muchísimo creando Supermodelo, y también el programa Fiona, te necesito [que se emitió en 2010 en el canal Nova, de Antena 3], del que fui tanto presentadora como productora. Pero ahora mismo creo que preferiría estar detrás de la cámara, creando contenido. Quién sabe, quizás la serie de La estilista esté empezando a tomar forma

Pero, sobre todo, quiero seguir escribiendo, que es mi pasión. Pocas cosas las disfruto más que la preparación de mis novelas. De hecho, en mi cabeza ya tiene forma la segunda parte de La estilista. No puedo esperar a seguir contando la apasionante historia de Frida.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.