English EN Français FR Deutsch DE Português PT Español ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Talking to influencers > Entrevista a Domingo Delgado

Entrevista a Domingo Delgado

domingo delgado

Psicólogo Experto en Coaching de Imagen, conferenciante y escritor. Domingo Delgado es socio Fundador de la 1ª Escuela Española de Coaching de Imagen, creador del método de la especialidad y empresario.

Charlamos con este pionero en la formación de las nuevas competencias para profesionales del sector de la Belleza e Imagen Personal, en el mercado internacional de habla hispana.

¿Qué es el coaching y cómo funciona cuando se une al mundo de la imagen? 

Coaching es un modelo de acompañamiento, de desarrollo personal y autoconocimiento enfocado al descubrimiento de los propios recursos del cliente; se orienta a un objetivo y un plan de acción en un tipo de relación no directiva. 

Trabajar al tiempo, interior y estética potencia los recursos para alcanzar un estilo de vida más pleno

Domingo Delgado

Cuando creamos su especialidad en imagen descubrimos que el trabajo con la apariencia funciona como un espejo profundo de cómo somos por dentro, de la forma en que nos relacionamos y que además influye directamente en la percepción que tenemos de nuestra identidad. Y en pocas palabras: de cómo proyectamos al mundo nuestra necesidad de ser amados.

Trabajar al tiempo interior y estética potencia los recursos para alcanzar un estilo de vida más pleno, una relación más respetuosa con uno mismo y con los demás y se convierte en una vía para reconectar con nuestros talentos y papel en el mundo.

Fotografía: Amanda Watt

¿Por qué es tan necesario que los asesores de imagen tengan conocimientos de coaching para sus sesiones?

Durante mucho tiempo la imagen personal, sobre todo en el siglo pasado, se estancó en un reducto superficial, cortoplacista y vacío de contenido; pero es importante para poder acompañar a las personas, más allá de la apariencia y aportarles herramientas que les sirvan para explorar los pilares de su propia identidad; sus valores y creencias, que de sentido a su forma de ser y propósito de vida.

Coaching de Imagen aparece para apoyar a otros a conectar esencia y presencia. Cuando esto ocurre y aunque sea paradójico, dejamos de tener tantos deseos externos o materiales y la apariencia se vuelve más orgánica, viva y se ve más a la persona que a su look.

La autenticidad depende no sólo del brillo o de las fortalezas conocidas, sino también de sentirnos cómodos con nuestra parte más vulnerable, tan desvalorizada a veces por asociarla a la fragilidad, debilidad o algo que hay que esconder o camuflar. Ésa es una de las diferencias con la Asesoría de Imagen tradicional: rescatar el valor de la persona tal y como es. Creo que este es el futuro de las profesiones de la industria de la belleza.

Detrás de un cambio de imagen hay una necesidad psicológica, una demanda emocional y un impulso inconsciente que busca ser visto.

Domingo Delgado

¿Qué efectos causa en las personas un cambio de imagen?

Un cambio de imagen por pequeño que sea causa un impacto en nuestra percepción y autoestima. Por unos minutos, días o semanas puedes “construir” una apariencia que te acerque a tus deseos o a la visión ideal que tienes de ti mismo. El problema surge cuando terminamos por depender de algo externo que realmente no cambia quienes somos por dentro y termina por crear una apariencia que funciona como máscara pero que no es genuina y respetuosa con la propia singularidad.

Detrás de un cambio de imagen hay una necesidad psicológica, una demanda emocional y un impulso inconsciente que busca ser visto. Si acompañamos este proceso con las técnicas adecuadas, lo de fuera se convertirá en un espejo de aumento que nos va a dar la oportunidad de recuperar nuestro poder y un trabajo personal a un nivel más profundo. La búsqueda de un cambio de imagen suele avisar de la necesidad de un cambio vital en otras áreas psicológicas y se hace visible en la imagen personal para que podamos darnos cuenta y elegir el momento adecuado para traspasar nuestras limitaciones si así lo deseamos.

Quiero creer que esto es un reflejo de un momento social de tránsito en el que estamos saliendo de modelos de éxito obsoletos hacia una sociedad más abierta a la diversidad y el respeto. Los cánones estéticos tan solo son un reflejo de expectativas sociales inconscientes ideales e inalcanzables.

Domingo Delgado

¿Podrías compartir algún caso de transformación personal a través de un cambio de imagen?

Te podría contar muchas historias de clientes y en su mayoría, en los últimos años observo conflictos en común: una interpretación negativa de la autoimagen, falta de merecimiento, lucha con el perfeccionismo, sentimiento de culpa y vergüenza por no llegar a un ideal inalcanzable y miedo a ser excluido por la propia forma de ser. Superar estos obstáculos tiene efectos más allá de la imagen.

Quiero creer que esto es un reflejo de un momento social de tránsito en el que estamos saliendo de modelos de éxito obsoletos hacia una sociedad más abierta a la diversidad y el respeto. Los cánones estéticos tan solo son un reflejo de expectativas sociales inconscientes ideales e inalcanzables.

En uno de tus posts dices “El estilo no es la ropa”. Según tu opinión, ¿de qué elementos se compone entonces el estilo? 

El estilo es la forma de expresión individual y es tan distinto para cada uno como personas hay en el mundo; es totalmente intangible y va más allá de los diseños, colores, volúmenes o texturas. 

El estilo incluye la visión que tenemos de nuestro propio universo que se construye de forma muy temprana gracias a las primeras personas con las que nos relacionamos. De ellas aprendemos a diferenciar qué es válido y que no. 

Sólo el autoconocimiento puede ayudarnos a distinguir lo que se acerca a lo que somos en realidad de lo que no y esto es un proceso que lleva su tiempo.

Domingo Delgado

Obviamente tomamos prestado del exterior “formas de ser” que a veces no nos corresponden del todo y las hacemos nuestras por lealtad al grupo. Sólo el autoconocimiento puede ayudarnos a distinguir lo que se acerca a lo que somos en realidad de lo que no y esto es un proceso que lleva su tiempo.

El estilo no es lo material que vemos por fuera, es una imagen visual que proyecta información totalmente inconsciente. La indumentaria sería un 5% de la imagen real de una persona.

Fotografía: Amanda Watt

Sólo cuando los valores se materializan en el exterior mediante la vocación, las decisiones que tomamos, los hechos que acometemos, las relaciones y vínculos de calidad que nutrimos, los proyectos con alma que creamos, etc, podríamos hablar de un estilo personal hecho realidad. La carátula es tan solo una impresión y podrá ser más o menos estética, pero igual de legítima en cualquier caso.

Así que las prendas, complementos y accesorios son tan sólo una pequeña parte de este ser humano que aprendió a vestirse hace miles de años. Y en realidad son unos testigos muy valiosos porque precisamente son los mensajeros que evocan fuera lo más importante, el otro 95%.

¿Qué consejos darías para poder seguir la moda sin resultar artificial? 

Creo que la moda está al servicio de la expresión de cada uno y es tan amplia y diversa que hay hueco para todos.

La autenticidad se confunde muchas veces con naturalidad y espontaneidad y no todas las personalidades son así. Al igual que alguien puede tener un estilo muy natural y usarlo como máscara, otra persona puede ser más sofisticada y estar en coherencia consigo misma

Domingo Delgado

Puedes seguirla o estar al margen de las tendencias, que tu imagen sea artificial o seguir a rajatabla las normas clásicas de estilo. Cualquier opción es candidata a generar una apariencia genuina siempre que se sostenga sobre una base: la autenticidad.

Pienso que este término se confunde muchas veces con naturalidad y espontaneidad y no todas las personalidades son así. Al igual que alguien puede tener un estilo muy natural y usarlo como máscara, otra persona puede ser más sofisticada y estar en coherencia consigo misma y con el entorno o al revés.

La clave está en el respeto por la propia esencia y el permiso de expresar fuera la diversidad interna que tiene cada uno.

A veces la incomodidad no está en la persona observada sino en el ojo que mira. Es responsabilidad de cada uno trabajar los propios sesgos y limpiar los filtros con los que miramos a otros; quizá así podemos contribuir a una sociedad más libre de juicios.

Cuidas mucho la estética de tus redes sociales: los posts están organizados en colores. ¿Cuál es tu propuesta de valor en RRSS?¿Y en tu negocio?

Algo que me apasiona es encontrar vías de comunicación con el menor de elementos posibles y el diseño te permite que la estética sea un altavoz para comunicar tu mensaje.

Recibimos con cariño todos los mensajes de la audiencia que disfruta de nuestra forma de presentar el contenido a nivel visual pero lo más importante para nosotros es llegar con el mensaje al corazón de quien lo mira y en la medida que podamos invitarles: a cuestionar los patrones sobre la imagen personal, a experimentar e innovar con la apariencia de una forma más benevolente y creativa y a animarse a usarla como una herramienta de crecimiento personal.

Gracias a la aportación de María Cerro, nuestra directora creativa, estamos explorando una nueva forma de contar las cosas; ambos conectamos con la idea de que es posible unir desarrollo personal y estética y nos permitimos probar con nuevos conceptos visuales que expresen la filosofía de Coaching de Imagen. A nivel personal, también aprovecho la oportunidad que dan las redes sociales para mostrar mi faceta más artística, expresar cómo me siento con ciertas realidades sociales, contar cuáles son mis dificultades, logros y la evolución de mi propio proceso de evolución personal.

¿Cómo crees que afecta la relación que tenemos con las redes sociales en nuestra imagen personal?

Actualmente hay una confrontación muy fuerte entre la imagen real (lo que somos en realidad) y la imagen ideal (lo que aspiramos a ser). Algunas cuentas expresan más quienes son y otras menos pero te puedo decir que desde el boom de las redes sociales noto más presión con tener que aparentar, también confusión sobre cómo mostrarse en público y cierta obligación por dar una imagen y tener que ser visible.

El conflicto radica en la distancia que hay entre lo que somos y lo que queremos ser, cómo queremos ser vistos y qué feedback viene de vuelta. Estos factores son importantes y creo que también el escenario del momento que vivimos. Aunque sea incómodo lo veo como una oportunidad de traspasar los estereotipos hegemónicos obsoletos que heredamos del pasado sobre “cómo teníamos que ser “ para encajar. Verse en la libertad de no tener que responder a una etiqueta da vértigo y supone una transformación de la propia identidad. 

Si pudieras quedarte con solo una prenda de ropa, ¿Cuál sería? ¿Y con una sola cualidad a la hora de vestir?  

Más que una prenda, te diría un sombrero, aunque lo use poco es como mi talismán que uso en honor al nombre que llevo, como mi padre y mi abuelo. La cualidad siempre sería la sintonía con cómo me siento por dentro

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.