¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Healthy life > Vuelve a sonreír gracias a Clínica Jané

Vuelve a sonreír gracias a Clínica Jané

Implantes dentales

Implantes dentales: ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Clínica Jané tiene más de 20 años de experiencia en implantes dentales. Se ha convertido en uno de los centros pioneros en este tratamiento desde que empezó a ser una alternativa de tratamiento viable en España tiempo atrás.

El cirujano de la Clínica pone al año alrededor de 1000 implantes dentales con éxito, dándonos unas garantías de éxito muy elevadas. Además, es mundialmente reconocido por su trabajo como cirujano oral gracias a sus numerosas publicaciones y participaciones en congresos nacionales e internacionales.

¿Para qué sirven los implantes dentales?

Cuando perdemos un diente hemos de ser conscientes de lo que puede pasar si no volvemos a ocupar ese espacio que ha dejado el diente que falta en la cavidad oral. Estamos sujetos a una serie de cambios entre los dientes vecinos. Y, a la larga, nos van a llevar a serios problemas de movilidad dental, pérdida de dientes sanos, enfermedad periodontal, caries y problemas de la articulación temporomandibular. Así, la forma ideal para sustituir ese diente perdido es un implante dental.

Reemplazar un diente perdido con un implante es hoy en día un tratamiento habitual en la práctica diaria. Y es predecible cuando se trabaja con nuestro cirujano. Los implantes pueden utilizarse en la zona anterior y posterior de la boca, y para cada paciente se debe realizar un estudio personalizado e individualizado. Este será previo a cualquier toma de decisión para garantizar al paciente el mejor resultado estético y biológico.

Vuelve a sonreír

implantes dentales 3

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es una solución permanente para sustituir un diente perdido o que está ausente. Devuelve la función y estética perdidas de forma excelente y natural.

Estos implantes están fabricados con el mismo titanio de las prótesis de cadera y articulaciones, una aleación totalmente biocompatible con el cuerpo humano. Tras  su implantación en la mandíbula o maxilar, se deja curar durante 4-6 meses.

Es entonces cuando nuestro organismo hace suyo este agente nuevo externo, proceso conocido como osteointegración. Una vez el hueso se ha integrado a las microporosidades de la superficie del titanio, ya podemos añadir al implante la corona dental. Esta corona se verá exactamente como los dientes vecinos, haciendo imperceptible que llevas un implante dental.

¿Por qué debemos reponer un diente?

La principal función de los dientes es masticar. Cuando se pierden dientes el habla puede verse afectada, la masticación se complica, la digestión se entorpece. Comienzan las digestiones pesadas por la mala trituración de los alimentos y se sobrecargan los otros dientes. Con el tiempo esto nos lleva a movilidad dental, enfermedad periodontal y caries que acaban acarreando la pérdida de dientes que estaban sanos en un inicio. A esto hay que añadirle que el resto de los dientes se mueven y se crean malas oclusiones, lo que ocasiona problemas temporomandibulares o neuralgias.

Para cerrar ese espacio, las dos principales opciones son un puente dental o un implante dental. El primero conlleva la eliminación de estructura dental sana de los dos dientes vecinos para convertirlos en muñones y poder asentar ese puente. La principal consecuencia es que se debilitan, empezando su deterioro y reduciendo su vida útil. Por otro lado, podemos optar por un implante dental. Sin duda, ante la pérdida de un diente, la mejor solución en cuanto a estética, conservación de tejidos sanos y durabilidad es la colocación de un implante dental dejando los dientes vecinos intactos.

«Una solución permanente»

¿Cuáles son los beneficios de los implantes dentales?

Estos son los principales beneficios de los implantes dentales:

  • Rejuvenecen la sonrisa.
  • Son una solución permanente.
  • Corrigen problemas del habla.
  • Evitan movimientos y pérdidas dentales.
  • Evitan problemas psicológicos por verse sin dientes.
  • Hacen aumentar la confianza gracias a volver a comer bien y sonreír tranquilo.
  • Mejoran la alimentación y las digestiones.
  • Mejoran la percepción del gusto (si se usa una prótesis completa).
  • Son totalmente biocompatibles con el cuerpo humano.

¿Es dolorosa la colocación?

La colocación de un implante es indolora y tiene un postoperatorio muy leve siempre que se utilice la técnica adecuada. En pacientes más aprensivos, ansiosos o que prefieren no pasar por la incomodidad de una cirugía, el tratamiento lo realizamos bajo sedación.

¿Cuál es el timing de los implantes dentales?

Los implantes dentales normalmente tienen dos fases de colocación. En una primera fase se realiza la colocación del implante dental, dejándolo sumergido en el hueso durante 4-6 meses, hasta que la osteointegración ha finalizado. Esto es hasta que el hueso toma como suyo ese agente externo, y el implante dental ya está listo para sufrir cargas de masticación.

Durante ese tiempo el paciente puede llevar vida normal, sin preocuparse por la intervención sufrida y sin tener cuidados especiales con el implante dental. Tras esta fase de espera, llega la segunda fase, que es cuando se confecciona la corona provisional. Está pensada para que el paciente la lleve durante un mes, haciendo vida totalmente normal. Nos es de grandísima ayuda e información a la hora de testar que todos los parámetros funcionales de esa futura corona funcionan a la perfección. También nos sirve para dar una forma y anatomía a los tejidos gingivales que nos permitan hacer casi invisible esa corona y asistan en la creación de un grosor de encía vital para el buen futuro mantenimiento de la corona dental.

Tras el mes de fase provisional, se confecciona y coloca la corona final del implante.

Según el estudio individualizado y personalizado de cada caso, y sobre todo si se trata de implantes en zona estética, se estudia y se valora que el mismo día de la colocación del implante se confeccione una corona provisional. Tendrá el mismo color del diente, pero sin función masticatoria, y servirá para que el paciente tenga dientes durante todo el tratamiento y pueda llevar una vida normal.

¿Qué es la oseointegración?

Es la conexión íntima, directa, funcional y mantenida en el tiempo entre el hueso y un implante sometido o no a carga (función masticatoria). Hace referencia inicialmente a la integración ósea de un implante dental descrita por el profesor P.I. Branemärk y ratificada en 1965 en la conferencia de Toronto. Se inauguraba así la era de la implantología contemporánea.

El implante que se usa principalmente es de titanio. Esto se debe a su biocompatibilidad, su resistencia y a que el óxido de titanio forma una capa inerte y altamente estable sobre la superficie del mismo.

En un principio estos implantes eran de titanio comercialmente puro y de superficie lisa: Desde finales de los años sesenta, sin embargo, se inició la era de los tratamientos de superficie en los implantes. El objetivo del cambio es aumentar el área de contacto entre el hueso y el implante, acelerando la osteointegración y disminuyendo el tiempo de espera para la corona.

¿Por qué no todos los implantes son iguales?

La tendencia actual es presentar tratamientos de implantes a coste muy bajo. Tan bajo que es difícil comprender cómo se pueden llegar a ofrecer esos precios. La respuesta está en la utilización de marcas blancas de implantes. Son copias sin ninguna supervisión científica que no cumplen los estándares de calidad.

Nobel Biocare es una firma líder en tecnología dentaria, descubridora y desarrolladora de los primeros implantes osteointegrados. Nosotros nos decantamos por colocar estos implantes dentales; son los únicos que merecen toda nuestra confianza.

También puede interesarte: