¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Made in luxury > Tudor apuesta por el total “navy blue”

Tudor apuesta por el total “navy blue”

luxury trends

El Tudor Black Bay Fifty-Eight “Navy Blue” está destinado a ser el nuevo superventas de la casa de relojería suiza.

El mayor orgullo de la firma Tudor es la base histórica que se esconde detrás de cada uno de sus relojes. En 1969 la marca presentó un reloj de submarinismo con esfera y bisel azules. Así, el azul pasó a convertirse en el emblema de los relojes deportivos de sus colecciones, tornándose en un distintivo de la casa Tudor.

El éxito de este modelo llegó en los años 70 cuando la Marina Francesa decidió adoptar estos colores para sus relojes de submarinismo, y desde entonces se han convertido en el núcleo central del ADN de la firma.

El modelo “Navy Blue” está compuesto por una caja de 39mm de diámetro, de acuerdo con las proporciones vintage de la década de los 50. Estas medidas lo convierten en un reloj muy versátil, ya que combina deportividad y elegancia sin ningún tipo de esfuerzo.

La caja de acero tiene las superficies frontales satinadas y el lateral pulido. El cristal de la esfera es abombado, como los originales, pero está compuesto por zafiro y no plexiglás. La esfera mantiene los mismos índices y manecillas que el modelo clásico, pero con un añadido plateado que limita con el relleno de material luminiscente que en la oscuridad se ve de un potente verde.

Lo que destaca de esta nueva versión del Black Bay Fifty-Eight “Navy Blue” es el color azul Tudor de la correa. Esta correa de tela tejida en los telares de Jacquard del siglo XIX en la región de St-Etienne recuerda a las viejas correas de buceo de la OTAN.

Desde hace semanas el Black Bay Fifty-Eight “Navy Blue” inunda internet, convirtiéndose en el nuevo capricho de los amantes más sibaritas de la alta relojería. Sin duda alguna, un nuevo éxito que la casa Tudor se suma a sus espaldas.

También puede interesarte: