¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Healthy life > El secreto de la productividad: es la hora del “fika”.

El secreto de la productividad: es la hora del “fika”.

healthy habits

No es la primera vez que una palabra extraña inunda las redes sociales y se convierte en todo un hit.  “Hygge” —el arte danés del confort y la comodidad— fue uno de los primeros conceptos en cruzar fronteras cuando los ritmos frenéticos de las sociedades occidentales alcanzaron sus niveles más altos. Pero acurrucarte bajo una manta y disfrutar de una taza de té junto a la chimenea no suele ser la solución más práctica si no te encuentras en tu sala de estar. Veamos que alternativa nos ofrecen los suecos para darnos un respiro cuando aún estamos en el trabajo; es la hora del “fika”.

La esencia de «fika»

Derivado de la palabra café en sueco (“kaffe” pero pronunciando las sílabas en orden inverso) el concepto “fika” es esencialmente la pausa café, pero los suecos han preferido no traducir la palabra por miedo a simplificarla. Similar al “hygge” o al “ikigai”, “fika” es un concepto mucho más amplio que su acción en sí. Cierto, es el coffee break al que hace referencia,  pero para la sociedad escandinava es todo un fenómeno social.

“Fika” es el momento que te concedes a ti mismo, una o dos veces al día, como un obsequio personal para gestionar el estrés de la jornada. Durante ese momento, que suele durar unos 15 minutos, la idea es socializar, estrechar lazos con las personas que te rodean y dejar de lado por unos instantes todos los aspectos laborales que te abordan a lo largo del día.

El secreto de la productividad sueca

Disfrutar de un agradable “fika” un par de veces al día no significa que seas un vago. Es más, muchos estudios han comprobado que realizar pausas de calidad ayuda a ser más productivo en la oficina y a mantener  la mente centrada a lo largo de la jornada.

Aunque parezca demasiado bueno para ser verdad, en muchas empresas suecas se han establecido estas pausas obligatorias para favorecer la productividad de los empleados y también su bienestar. Y algo deben estar haciendo bien, porque ya en 2010 un estudio de Grant Thornton afirmó que el país de los dulces y los rollitos de canela se posicionaba en primer lugar con los trabajadores que menos estrés sufrían en el mundo.

¿Alguien más que quiera sumarse a la fiebre del “fika”?

También puede interesarte: