¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Do I ring the bell > Paula Vázquez: La honestidad como lema y la curiosidad como motor

Paula Vázquez: La honestidad como lema y la curiosidad como motor

“Hay muchísimas causas por las que luchar. Procuro implicarme en todas las que me permite mi trabajo. Además de ser activa apoyando a colectivos que se sienten oprimidos”.

Presentadora, actriz y modelo. Paula Vázquez se inició en el mundo del modelaje cuando era muy jovencita, poco después de dejar su ciudad natal y trasladarse a Barcelona. Empezó su carrera en televisión a principios de los años 90 y desde entonces ha participado en series de televisión, aunque es conocida, principalmente, por haber conducido programas de distintos formatos. Siempre fiel a su ética personal y muy comprometida con el papel de la mujer en la sociedad actual —y muy especialmente en el mundo de la televisión— ha tenido siempre muy claro el rol que quería desempeñar como presentadora y no ha dudado en renunciar a aquellas ofertas que no se adecuaban a sus ideales. Ha sido galardonada con multitud de premios como el premio Estilo de la revista Elle a la mejor comunicadora (2003), el Antena de oro (2004) en la categoría de televisión o el Micrófono de oro (2005). Tras una pausa que la ha mantenido alejada de los medios por tres años, Paula Vázquez ha vuelto a las pantallas con los programas de El puente, Ultimate Bestmaster y Fama ¡a bailar! tras siete años desde su última edición presentada por ella misma.

P: Desde que empezaste en los años 90 hasta hoy tu carrera ha estado repleta de distintos desafíos: concursos, realities, talent shows, ficción… ¿En qué formato te sientes más cómoda?

R: Cualquiera que suponga una revolución en la parrilla televisiva. Cada uno de los formatos que he presentado siempre lo ha sido en su momento, y eso ha supuesto un reto para mi muy enriquecedor.

P: ¿Qué destacarías como lo mejor y lo peor de tu profesión?

R: Lo mejor, poder llegar a mucha gente, tan distinta, y entretenerles. Lo peor, a veces, la popularidad.

P: Has sido ganadora de varios premios, ¿cuál ha sido para ti el más merecido?

R: Nunca se trabaja para recibir premios, aunque siempre son bienvenidos. Lo de merecérselo es tan relativo que no me atrevería a decir ninguno. Esas labores son del jurado.

P: En algunos medios has dejado clara tu postura ante ciertos contenidos televisivos de tintes machistas. ¿Cuál crees que ha sido la evolución de la figura de la mujer en los medios y en qué punto crees que se encuentra?

R: En un punto de retroceso, sin lugar a dudas. Cada vez nos cuesta más conducir nuestros propios programas. En este sentido me siento una privilegiada. Pero sigo viendo muchas compañeras bien preparadas con un papel secundario, cuando deberían de llevar ellas el programa por talento y méritos. Me gusta remarcar que una de las presentadoras a la que más he admirado a lo largo de mi carrera ha sido Mayra Gómez Kemp, en esos años nadie sabía si estaba casada o tenía hijos. Sin embargo, ahora conocemos la vida privada de todas las presentadoras de televisión; y no debería ser así.

P: Todos somos únicos y de alguna manera aportamos nuestro granito de arena en lo que hacemos. ¿Cuál crees que es tu aportación personal?

R: La honestidad. Siempre he procurado ser fiel a mi ética, de esa manera no he tenido que traicionar nunca ni al espectador, ni a los participantes, ni al propio programa.

P: El pasado mes de noviembre fuiste presentadora de La Gala de la Infancia que organizó la Fundación Vicente Ferrer junto a la plataforma solidaria Do It For Them! ¿Hay otras causas con las que te sientas personalmente comprometida?

R: Hoy en día por desgracia hay muchísimas causas por las que luchar. La infancia es una de ellas, pero también me preocupan los pensionistas, el papel de la mujer en la sociedad, los inmigrantes… procuro ir a todas las manifestaciones que me permite mi trabajo. Además de ser activa en las redes sociales apoyando a colectivos que se sienten oprimidos.

P: Pasaste por un momento personal que has definido como difícil. Ahora que has salido fortalecida, ¿qué aspectos de ti dirías que han cambiado?

R: Relativizo todo mucho más, mi vida ya no gira alrededor de mi trabajo, sino de mí y de los míos. Y curiosamente eso me hace mucho más estable en mi trabajo.

P: Nuevas energías y nuevos retos. ¿Qué significa para ti el regreso a la pantalla con los programas El Puente para Movistar+ y Ultimate Beastmaster para Netflix, después de una temporada apartada? ¿Qué novedades incorporan?

R: Y próximamente Fama a bailar, que vuelve después de 10 años completamente renovado, igual que mis ilusiones. El primer paso de mi vuelta a la pantalla ha sido con Netflix y no podía haber sido más estimulante. La productora de Silvester Stallone se pone en contacto conmigo desde Estados Unidos para este proyecto en el que competimos seis países: EE. UU., China, Italia, Francia, India y España, ¡fue apasionante! Después vino un viaje a la Patagonia para realizar la primera edición de El Puente, y ahora, acabo de llegar de Vietnam con la segunda. Se trata de un reality contado como ficción que ha cambiado ya la manera de consumir este tipo de formatos. Y por último Fama a Bailar, otro formato que me ha dado grandes alegrías, y que este año tiene una proyección mucho más internacional. Así que imagínate, no toco el suelo de lo feliz que soy.

P: ¿Qué les dirías a las nuevas generaciones que quieran seguir tu camino?

R: Que no dejen de buscar retos, que no se crean los techos de cristal aceptados socialmente, que «sí pueden» si lo quieren con la suficiente fuerza. Y que por cada 10 puertas cerradas, se abrirá una. Que no dejen nunca de llamar y de formarse; estudiar idiomas es básico. Personalmente me gusta consumir la tele que se hacen en otros países para saber qué hay de nuevo. Muy recomendable.

P: Mirando hacia el futuro ¿cómo te gustaría que fuera tu vida?

R: No querría cambiar nada, me gusta como es. A veces más estable, a veces como una montaña rusa. Pero siempre buscando algo diferente: países, formatos, gentes. Todo me interesa. Soy curiosa por naturaleza y seguiré siéndolo hasta que me muera.

TEST

1. ¿Qué talento te gustaría tener?Tener las cualidades para poder cantar.

2. ¿Cuál consideras que es la virtud más sobrevalorada?El aspecto físico.

3. Si no fueras presentadora ¿qué crees que serías?No tengo ni idea, pero sería cara al público seguro.

4. ¿Cuál es el defecto que más odias de ti misma?La impulsividad.

5. ¿Y de los demás?La falta de empatía, el egoísmo.

6. ¿Cuál es tu mayor extravagancia?No me considero una persona extravagante.

7. ¿A quién consideras un héroe?A los voluntarios.

8. ¿Y un villano? A quienes no utilizan su lugar de poder e influencia para ayudar a los demás.

9. ¿Cuál es tu posesión más preciada?Una cadena que mi abuela Josefa llevó toda la vida. Nunca me la he puesto, pero la guardo como oro en paño.

10. ¿Cuál es tu lema? Simplificar mi vida con seguridad, sabiduría, constancia y amor.

Enlace a la revista.