¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Leisure > Un paraíso natural en un emplazamiento de ensueño

Un paraíso natural en un emplazamiento de ensueño

magazine luxury barcelona

Areias do Seixo es un paraíso natural a menos de una hora de distancia de Lisboa. Es un lugar especial en el que los pinos, las dunas y el mar susurran sus secretos. Se experimenta la originalidad, el sublime confort y un estilo único que se fusiona con el entorno natural de la tierra y el mar.

Cada una de sus habitaciones cuenta su intrigante historia. Su restaurante es capaz de transportar a un espacio donde los olores, los sabores y los colores se reúnen, siempre bajo el uso de materias primas procedentes de la abundancia de la Madre Naturaleza.

Escondido tras unas enigmáticas puertas de madera se encuentra el spa, esperando para ofrecer un mundo de sensaciones únicas.  Olvidar el estrés del día a día y transportarse a un tiempo donde el sentir era suficiente, es posible en Areias do Seixo.

Historia

Nacido del deseo de sus dueños, Marta y Gonçalo, el hotel es un espacio único y familiar en el que acoger a visitantes de alrededor del globo y ofrecerles una experiencia inigualable.

El resultado de años de trabajo y dedicación es un escenario en el que originalidad y comodidad se ensamblan por igual; un espacio en el que el tiempo se detiene para que el huésped pueda saborear cada momento de la manera que merece. Areias do Seixo Charm Hotel coexiste en armonía con la naturaleza. Fue concebido e idealizado bajo el balance perfecto con el mar, las dunas y los pinos.

Las estancias

Cada una de las catorce habitaciones posee una decoración única que ha sido diseñada para ofrecer una experiencia sensorial distinta.

En algunas de ellas se pueden respirar los olores de África, en otras, una romántica atmósfera que envuelve todos y cada uno de los rincones de la estancia; incluso en algunas de ellas los materiales reciclables encuentran una nueva forma de vivir.

Un constante cambio de combinaciones que implican que cada uno de los huéspedes pueda contar una historia distinta cada vez que visita el hotel. Todas las habitaciones comparten las vistas a las dunas y el mar, tienen un hogar abierto, un patio de madera y una zona de baño que nada se parece a los aseos tradicionales.

Instalaciones

Además, el hotel dispone de todo tipo de instalaciones que favorecen la delicadeza y el encanto de la estancia. El restaurante ofrece cenas deliciosas elaboradas con productos de temporada y de kilómetro cero, el Seventh Art Room es una sala donde poder disfrutar de buenas películas, el spa brinda tranquilidad y bienestar al cuerpo y al alma, la piscina exterior —abierta tan solo entre los meses de abril y octubre— y un espacio verde, rodeado con esencias herbales disponible para alojar eventos.

Originalidad, hospitalidad y confort son sus palabras clave. El retiro perfecto para todo aquél que necesite alejarse del alboroto de la ciudad y busque restaurar sus niveles de energía, entregándose a sí mismo al poder de la naturaleza.

También puede interesarte: