EN FR DE PT ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Astonishing > Montse Rigall: «me apasiona contar historias»

Montse Rigall: «me apasiona contar historias»

Montse Rigall, Responsable de Comunicación de RTVE Catalunya

Disfrutamos de nuestro trabajo como periodistas, de la creación de contenidos de calidad para nuestros lectores y de todas las puertas que nos abre nuestro medio. Pero lo que realmente nos apasiona es poder conversar abiertamente con grandes profesionales que nos enseñan y nos inspiran a crecer en lo laboral y en lo personal.

En esta entrevista, Montse Rigall nos habla del periodismo, al que no solo define como su profesión sino también como su estilo de vida. Periodista y Responsable de Comunicación de RTVE Catalunya, Montse es el claro ejemplo de mujer todoterreno dispuesta a afrontar cualquier reto que se le presente.  Con absoluta sinceridad y sin filtros, así nos transmite su pasión por lo que hace.

P: Cuéntanos un poco cómo ha sido tu trayectoria profesional hasta el momento.

R: Me incorporé al mundo laboral como periodista a los 21 años (ahora tengo 43) y mi actitud siempre ha sido la de seguir aprendiendo, porque creo realmente que nuestra profesión pasa por ahí. Pero siento que realmente yo siempre he sido una periodista. Desde pequeñita me ha gustado contar historias y a los 14 años fue cuando entré en contacto por primera vez con la televisión en la TV de Figueres.

Me gradué en periodismo en la Universitat Autònoma de Barcelona, después hice un posgrado y un máster y ahora ya me estoy planteando un doctorado. Siempre me ha gustado estudiar y creo que es muy importante seguir formándose y más en una profesión como la nuestra.

Entré en TV3 de muy jovencita y a los 21 me inicié como reportera en un programa que se llama Catalunya Avui, en La2. Después estuve un par de años en la radio (una experiencia muy enriquecedora a otros niveles) pero finalmente volví a la televisión porque contar historias a través de imágenes es lo que realmente me apasiona. Ya en el sector tv he pasado por muchos programas muy distintos (informativos, debates, documentales…) ocupando diferentes posiciones tanto delante como detrás de la cámara. Lo que la experiencia me ha enseñado es que, tanto delante como detrás de la cámara, aprendes muchísimo y que lo que realmente importa es la pasión que le pones al trabajo individual y en equipo.

P: ¿Cuál es tu definición de “un buen periodismo”?

R: El buen periodismo pasa por saber escuchar y por poner  el oído en aquellas historias que realmente son interesantes. Yo entiendo el periodismo como una herramienta que debe usar la sociedad para denunciar injusticias sociales. Y de hecho, pienso que una democracia sana, un país con una salud democrática intacta, debe tener un buen periodismo. Que no significa multiplicidad de canales con un mismo discurso, sino multiplicidad de mensajes. La gran riqueza del periodismo es que el ciudadano pueda empaparse de distintos mensajes ofrecidos por distintos medios con diferentes ideologías. Al final, la obligación que tenemos los periodistas es la de ofrecer el abanico de grises que existen dentro de una misma realidad.

P:¿Cuáles crees que han sido los cambios más relevantes que ha vivido el sector del periodismo con el rápido avance y crecimiento de las tecnologías y las redes sociales?

R: Todavía estamos en ese proceso, pero para mí el cambio más importante es el cambio en el paradigma del consumo de televisión. La gente ya no solo se informa a través de los telediarios, de los informativos, sino que cuando llega a nuestros canales ya ha sido previamente informada a través de Twitter, Instagram, Linkedin… Creo que lo que realmente debe suceder es que los medios como la televisión viva una revolución interna y que sea capaz de ofrecer contenidos que realmente interesen a un sector de la población adolescente/post adolescente. Ahí tenemos un reto que me parece muy apasionante por el que luchar: conseguir que esa gente que está alimentándose solo a través de la redes o con contenidos a la carta, sepa que nosotros podemos ofrecerle información de calidad y periodismo del bueno.

P: ¿Cómo está sufriendo el periodismo esta crisis global? ¿Ha cambiado la forma de comunicar?

R: La frialdad que da una pantalla no se asemeja en absoluto a la realidad, a lo que sucede detrás. Pienso que es muy importante que vayamos recuperando el contacto físico, recuperar las entrevistas face to face, poder asistir a una rueda de prensa y preguntar y repreguntar… Porque ahora el mensaje que se transmite es unidireccional y eso es un riesgo que hay que intentar ir desmontando poco a poco.

P: Háblanos sobre tu faceta como formadora. ¿Qué es el periodismo móvil?

R: Un gran porcentaje de la población tiene un teléfono móvil conectado al 4G y ya en breve al 5G que puede grabar imagen y sonido en alta calidad. ¿Cuál es la diferencia entre el periodismo móvil y el periodismo tradicional? La diferencia está en lo que yo sé que es noticia y sé que debo grabar, cuál es mi código, dónde están los límites… Pongo un ejemplo: si estás en un atentado y hay un teléfono que suena, pero la persona de al lado no coge ese teléfono porque ha fallecido, para mí la imagen que puedo y debo grabar como periodista no es la sangre de ese atentado, sino un teléfono que suena con el nombre de “mamá” en la pantalla, pero nadie va a responder a esa llamada de su madre.

Esa sensibilidad, esa posibilidad de poder contar historias con imágenes, historias humanas (que es lo que realmente nos tiene que mover como periodistas) convierte a nuestro teléfono móvil en una herramienta muy útil.

Yo invito a la gente a que se quite el miedo de que el MOJO (Mobile Journalism) ha venido para quitar puestos de trabajo, sino que realmente entienda que ha llegado para complementar y sumar historias en el mundo del periodismo.

P: ¿Cuáles son los requisitos que un buen periodista debe tener?

R: Para mí el principal requisito es la actitud. Cuando tú vas por el mundo y ves pero no miras, tienes muy poco que ganar. Recomiendo siempre a mis alumnos que caminen mirando, viendo y escuchando, para que sean capaces de detectar aquellas historias que puedan ser interesantes. Si ponemos la antena en todo lo que hacemos porque somos intrínsecamente periodistas en todo lo que pensamos y decimos, tenemos mucho ganado. Todo lo demás es secundario y lo vas aprendiendo a través de la prueba/error. Cuantas más veces te equivoques mayor será el aprendizaje.

P: ¿Y aquellos fallos que nunca debería cometer?

R: Los prejuicios. Pero creo que esto ya es algo que como humanos deberíamos abandonar. Es muy importante dar a la gente la oportunidad de explicarse, escucharlos de verdad…

La inmediatez también tiene sus riesgos. En redes sociales a veces se nos olvida que antes de publicar una información debemos contrastarla y no solo con una fuente, sino con dos mínimo. Porque no podemos publicar información que puede tener daños colaterales, porque hay siempre terceras personas implicadas que pueden sentirse heridas con nuestros mensajes.

P: ¿Recuerdas algún momento embarazoso dentro de tu carrera como periodista?

R: Es una tontería, pero yo soy catalanohablante y cuando comencé a los 21 años tenía un acento catalán muy marcado y en los directos que hacía en el telediario se me escapaban catalanadas. Me avergonzaba muchísimo y me creaban cierta inseguridad que con el tiempo he ido trabajando y mejorando. He cometido muchísimos errores, pero que sean realmente embarazosos no recuerdo ninguno en especial.

P: En qué consiste tu día a día como responsable de comunicación de RTVE Catalunya.

R: Empiezo mis días con las noticias. Me levanto con un programa que hace Gemma Nierga en La 2 y en Radio 4, escuchando entrevistas políticas de actualidad que luego van a marcar la agenda —y así me lo demuestras otros medios de comunicación con los titulares que recogen los compañeros del equipo que forman El café de ideas— y luego ya entro al departamento. Me gusta llamarlo departamento y no despacho, porque cada día me repito a mí misma que quiero ser la jefa que me hubiera gustado tener. Por eso siempre invito a mis compañeros a divertirnos, aunque trabajemos mucho, pero siempre pasándonoslo bien.

Luego el día a día es siempre distinto y variopinto. Hoy, por ejemplo, tengo esta entrevista con vosotras. Antes he estado en una reunión porque mañana tenemos una rueda de prensa online con todos los medios de comunicación porque presentamos un nuevo producto audiovisual que se llama “Amor gastronòmic”, un concurso de amor y gastronomía. Luego de aquí ya me voy a un encuentro con dirección porque tenemos que ponernos al día de muchas cosas y de estrategias de comunicación…

Cada día que pasa persevero el dar un paso más en esta carrera de fondo hacia nuevos proyectos profesionales más motivadores, todavía.

También puede interesarte:

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.