EN FR DE PT ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Made in luxury > Los 5 pendientes más famosos de la Historia del Arte

Los 5 pendientes más famosos de la Historia del Arte

luxury magazine barcelona

De Vermeer a Frida Kahlo, repasamos cuáles han sido los pendientes más valorados del mundo de las artes

La moda ha sido, desde tiempos ancestrales, uno de los métodos de expresión más utilizados. Nuestra vestimenta no solo expresa nuestro estilo propio, sino que, a lo largo de la historia, ha servido también como indicador social de una persona, su posición laboral o sus creencias personales. Pero cuando hablamos de moda no nos referimos únicamente a las prendas de ropa, sino también los accesorios que completan nuestro atuendo. Los y las grandes preescriptoras de moda insisten en reafirmar la importancia que un complemento, como un bolso o una joya, puede tener en un look. Y es que estos pequeños “adornos” dicen mucho más de nosotros de lo que pensamos. Por eso, hoy queremos repasar cuáles han sido los pendientes más famosos e importantes de la Historia del Arte occidental, y el simbolismo que escondían (y que muchos nunca llegaron a conocer). 

Los pendientes más influyentes de la historia

Cuando buscamos inspiración para vestirnos, muchas de nosotras (y de nosotros) recurrimos a las redes sociales para ver qué es lo que están llevando nuestros influencers favoritos. Instagram y Pinterest son nuestro manual de referencia, pero en ocasiones acabamos pecando de caer en las tendencias del momento. Por esta razón, hemos querido dejar de lado los best seller de la temporada para ir a buscar los long seller más importantes del mundo. Aquellos que, tras varios siglos de historia, siguen siendo todo un referente para miles y miles de personas. 

La joven de la perla de Vermeer (1665)

Esta obra del pintor holandés tiene casi cinco siglos de historia a sus espaldas y, sin embargo, es el pendiente (o incluso la joya) más famosa de la historia del arte universal. Olvidémonos de Coco Chanel o de Audrey Hepburn. La primera influencer en poner de moda las perlas fue esta modelo del siglo XVII de la que ni siquiera conocemos el nombre. 

El cuadro original se encuentra en el museo Mauritshuis, en La Haya, aunque siempre puedes ver la película (2003) de Peter Webber (con Colin Firth y Scarlett Johansson) basada en el libro de Tracy Chevalier (1999).

Tronie de Rembrandt (1635-40)

Todo un adelantado a la moda este Rembrandt. El pintor más relevante del barroco neerlandés nos muestra en su obra Tronie o El hombre con una boina emplumada, que la joyería no es solo cosa de mujeres. Los estudiosos afirmar que el pequeño accesorio que cuelga de la oreja del retratado crea un gran impacto en la composición general de la pintura.

Sin duda alguna, este personaje es todo un referente para los jóvenes que hoy en día quieren romper con los estereotipos sociales. 

Otoño de Manet (1882)

El artista francés recibió, ya al final de su vida, el encargo de pintar las cuatro estaciones. Pero la realidad es que solo logró dejar terminados los cuadros de Otoño y Primavera antes de morir en 1883. Se conoce que la modelo de Otoño fue Méry Laurent, que fue retratada sentada de perfil frente a una tela japonesa con motivos azulados. En contraste con el azul del fondo, la modelo luce unos grandes pendientes de zafiros con una montura de oro. Una clara muestra de sobriedad y exotismo, envuelta por la indudable elegancia de Manet. 

Mujer sosteniendo una fruta de Gaugin (1893)

Gaugin fue un genio de la pintura y nadie duda de su talento como artista. Pero lo cierto es que con el tiempo se ha sabido que sus representaciones no eran del todo adecuadas a la realidad. El pintor francés fue un tipo con un carácter bastante difícil y muy cambiante, y a lo largo de su trayectoria quiso plasmar el mundo a su manera. Su obra más famosa es aquella que plasma las mujeres y los aspectos más cotidianos de la cultura tahitiana. Y, aunque hoy en día se sabe que por aquél entonces las mujeres autóctonas de la región lucían túnicas largas que les daban los misioneros, Gaugin quiso mostrarlas siempre en topless o incluso desnudas. 

En este cuadro en concreto, esta joven y exótica mujer viste como único atuendo en la parte superior de su cuerpo, unos pendientes de aro azul y dorado muy elaborado, con motivos muy exóticos para la época. 

Autorretrato dedicado al Dr. Eloesser de Frida Kahlo (1940)

Y finalizamos este pequeño listado con la influencer indiscutible de la Historia del Arte y del feminismo: la mexicana Frida Kahlo. Su obra es una de las más estudiadas del mundo, gracias al altísimo simbolismo que recogía. Y es que ninguno de los estrambóticos elementos de los cuadros de Kahlo estaban hechos al azar. Cada detalle de su obra hace referencia a algún aspecto relevante de su vida, especialmente el trauma de su accidente que le dejó unas secuelas tan profundas que acabaron terminando con su vida. 

Este autorretrato en particular está dedicado a su médico y fue creado un año después de su divorcio con Diego Rivera. En él, se plasma una Frida sangrante, con un corona de espinas rodeando su cuello. Un detalle que, conjuntamente con los pendientes boca a bajo que cuelgan de sus orejas, se ha entendido como una referencia al dolor de la crucifixión de Cristo. 

También puede interesarte:

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.