¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Astonishing > Las bolsas de tela y lo que dicen de nosotros

Las bolsas de tela y lo que dicen de nosotros

luxury magazine barcelona

Hace ya muchos años que las bolsas de tela, mundialmente conocidas como las tote bag, forman parte de nuestras rutinas diarias. Y no es para menos, pues tienen una grandísima capacidad y no pesan nada, cualidades que las convierten en el accesorio perfecto para cualquier ocasión.

Empezaron a usarse como la alternativa a las shopping bags de plástico de los supermercados y ya han logrado posicionarse como un símbolo imprescindible de la sostenibilidad.

La invasión de las tote bag

Pero la filosofía que se esconde detrás de ellas y la forma cómo las usamos va mucho más allá de un mero acto de responsabilidad con el medio ambiente. Las bolsas de tela lo han invadido todo: desde las colas de los supermercados a los vagones del metro, pasando por las aulas de las universidades y los conciertos de verano.

Lo mejor de todo es que es un accesorio ‘crossover’, lo que en el sector editorial se entiende como un producto apto para cualquier edad y género. Esto es todo un logro pues, ¿cuántos productos logran gozar de ese estatus?

El valor de la pertenencia

El verdadero poder de las tote bag reside en su propiedad como aglutinante social. Me explico. Hace unos meses Mikaella Clements publicaba un artículo en el New York Times sobre la bolsa de tela que se había ganado la omnipresencia en las calles de Berlín. El asunto no tenía ningún misterio en especial, se trataba de una bolsa perteneciente a las librerías Hugendubel que tenía un coste de 1,5€ y de la que se desconoce el autor del diseño.

El mismo caso se repite en la ciudad de Nueva York con las bolsas forradas con la tipografía del New Yorker, que se obtienen con una suscripción a  la revista, y también en Londres con las bolsas de London Review of Books —caso que ha trascendido a Corea del Sur, donde se han convertido en casi un objeto codiciado del más alto lujo—.

La periodista remarcaba que este tipo de objetos no tienen ningún valor en sí mismos, más que el de otorgar el distintivo de pertenencia a un grupo o a una ciudad —o como mínimo la aspiración a ello—.

La mejor estrategia de marketing

Veamos el caso de Roberto Cavalli en los 90. La suya fue una estrategia de marketing con una trascendencia brutal a la actualidad. Durante un evento en el Met de Nueva York, el diseñador repartió unas bolsas con su logo.

Al recibir un objeto gratuito de una gran marca, directamente pasas a formar parte de un “club privado” al que de otro modo no tendrías acceso. Esto derivó la fiebre de la compra/venta online en plataformas de segunda mano, en las que se llegan a encontrar este tipo de productos junto a packagings (usualmente gratuitos) de grandes marcas a precios realmente locos.

Esto nos demuestra que el que adaptara el uso de las bolsas de tela al merchandising de las firmas era todo un genio de la publicidad, pues son un producto económico y muy visible que en incontables ocasiones funciona como gancho perfecto para una compra mayor.

En nuestro territorio, El Taller del Tote Bag es una de las imprentas especializadas en la confección artesanal de este tipo de bolsas. Líderes en el sector, son tu empresa de confianza si lo que estás buscando es un producto responsable y de calidad.

También puede interesarte: