¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Healthy life > La rinoplastia sin cirugía es la reina de Instagram

La rinoplastia sin cirugía es la reina de Instagram

healthy routine

¿Sabrías decir cuál es el elemento de nuestro cuerpo que mayor complejo suele crear? Si tu respuesta es la nariz, has acertado. Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) alrededor de unas 1.000 personas al año se someten a una rinoplastia en nuestro país.

La realidad es que este número sería mucho más alto si no fuera por el miedo. El miedo al postoperatorio, el miedo al dolor, a las cicatrices, a los efectos secundarios y, sobretodo, a la disconformidad con el resultado final. Por eso, cada vez más personas se decantan por la rinoplastia sin cirugía, la alternativa menos invasiva que ha viralizado imágenes de remodelaciones nasales increíbles a través de las redes. 

¿Qué es la rinoplastia no quirúrgica?

Es una de las alternativas más eficaces que consiste en la remodelación del tabique y la punta de la nariz a través de la inyección de ácido hialurónico. Trata solo las zonas localizadas a mejorar, modificando tanto la imagen de perfil como frontal. De este modo, los ángulos del rostro quedan bellamente armonizados, consiguiendo volumen y una mayor definición. 

Lo bueno es que al tratarse de una sustancia que ya se encuentra presente en nuestro organismo, el cuerpo no rechaza nunca este tipo de intervenciones. Por eso, es uno de los tratamientos más demandados por personas con tabiques muy pronunciados o deformidades en la punta de la nariz. 

El éxito de la Dra Carla Barber

Parte del éxito que este tratamiento está teniendo en nuestro país se debe a la labor de la Dra Carla Barber. A través de su perfil de Instagram a popularizado la rinoplastia sin cirugía, mostrando fotos del antes y el después e incluso compartiendo vídeos de las mismas intervenciones. Gracias a esta transparencia, muchos de sus seguidores han perdido el miedo y se han animado a hacer frente a sus complejos. 

Resultados visibles desde el primer día

Además de su efectividad, el éxito de este tipo de tratamiento estético recae en la visibilidad inmediata de los resultados. Las inyecciones se emplean bajo anestesia localizada, lo que mantiene al paciente despierto durante todo el proceso y le permite abandonar la clínica en cuanto la intervención ha terminado. Los efectos secundarios son prácticamente inexistentes, siendo estos unos pequeños moretones en la zona tratada, aunque en casos muy excepcionales. 

El valor económico tiene también un gran peso ante la elección de las inyecciones de ácido hialurónico. Ni decir cabe que son considerablemente más baratas que una rinoplastia convencional, aunque precisen de mantenimiento. La misma doctora ha afirmado que la nariz nunca vuelve a su estado original. Pero para garantizar una mayor efectividad, se recomienda la repetición del tratamiento a partir del segundo año, cuando el cuerpo ya ha absorbido todo el ácido. 

También puede interesarte: