¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Astonishing > La historia del patinete, un juego de niños y adultos

La historia del patinete, un juego de niños y adultos

luxury magazine barcelona

No es la primera vez que un juego de niños termina convirtiéndose en un elemento esencial de la vida de los adultos. Hoy queremos contaros la historia del patinete y de cómo este medio es uno de los favoritos de la locomoción en las grandes urbes de la actualidad.

La RAE denomina el patinete como un juguete que consiste en una plancha sobre ruedas provista de un manillar para conducirlo. Los niños se deslizan poniendo un pie sobre él, impulsándose con el otro contra el suelo.

Los orígenes

En Europa existen registros documentados y pantentados de patinadores sobre hielo desde 1760. La evolución a la ruedas se dio de manera progresiva, pero se desconoce con exactitud si de produjo en Europa o en Estados Unidos. Patín, patinete, skate, scooter… son tantos los términos que se emplean para hacer referencia a este artilugio, que cuesta crear una línea cronológica que nos informe de sus orígenes exactos y su evolución.

Lo que sí está claro es que los patinetes nacen del ingenio de los niños por allí el siglo XIX como mero entretenimiento. Comenzaron a construirse con chasis y ruedas de madera que los propios niños obtenían de la calle. La apariencia debía ser similar a la que vemos en la foto, aunque en este caso se trate de una reproducción, porque al tratarse de materias primas de producción artesanal, no solían tener una vida útil demasiado larga.

La comercialización del patinete

Pero el gran cambio que nos lleva a lo que hoy en día conocemos como patinetes —incluso como patinetes eléctricos— se da a finales de la 2ª revolución industrial, entre 1850 y 1914. Tanto en Europa como en Estados Unidos empiezan a comercializarse en el mercado como un juguete de lujo para niños, aunque los norteamericanos poco tardan en lanzar una versión de mayores dimensiones para adultos.

El patinete pasa a convertirse en un medio de transporte revolucionario y económico al que se le incorpora un pequeño motor de combustión capaz de alcanzar una velocidad de 32 km/h. La practicidad fue tal que las anécdotas cuentan que incluso los gánsters de la época los usaban para huir con facilidad de las patrullas de policía motorizadas.

Símbolo de prosperidad

Poco tardaron en convertirse en el símbolo de la clase social adinerada y, tal fue su expansión, que incluso algunos estados quisieron introducirlos en el sistema público para facilitar algunas tareas como el reparto del correo postal.

Entre la década de los 30 y de los 60, el diseño del patinete evoluciona tanto en practicidad como en elegancia. Ahora cuenta con ruedas de mayor diámetro, que a la vez aportan mayor estabilidad y seguridad. Fueron muchas las personalidades famosas de la época que se prestaron a posar con este medio de transporte y entretenimiento, popularizándose también en la industria cinematográfica.

Los patinetes en la actualidad

De ese punto en adelante ya estamos un poco más familiarizados con la historia. En la actualidad, los patinetes eléctricos han visto subir su popularidad como la espuma. En las grandes urbes españolas ya son uno de los medios de transporte más usados, sobretodo en horario laboral. Sus ventajas, tanto en temas de comodidad y movilidad como en temas medioambientales, son infinitas.

Si eres de Barcelona, Inokim es tu empresa de referencia. En su web puedes consultar su servicio integral de asesoramiento y venta, así como los consejos que ofrecen a través de su blog.

También puede interesarte: