¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Made in luxury > La historia de los coches de lujo handmade de Bufori

La historia de los coches de lujo handmade de Bufori

luxury magazine barcelona

Toda empresa que nace impulsada por la fuerza y la pasión de un sueño personal está destinada a triunfar. Bufori es un claro ejemplo de ello y por eso, lo que surgió como un desafío entre hermanos se ha convertido en una de las compañías de coches de lujo handmade más exclusiva de Asia.

Añoranza por los clásicos

Los hermanos Gerry, Anthony y George Khouri, de procedencia australiano libanesa, iniciaron la construcción de su primer coche de lujo handmade en 1986 en el garaje de su propia casa. Movidos por la añoranza de aquellos tiempos en los que los grandes automóviles eran construidos a mano por sus propios dueños, el primer Bufori —que tardó nada más y nada menos que 1 año en ser construido— estuvo inspirado en los icónicos modelos americanos de los años 20.

Esencia Bufori

Bufori —el acrónimo de Beautiful, Unique, Fantastic, Original, Romantis e Irrestitible— sustenta su singularidad en la exclusividad de cada uno de sus automóviles. Su ADN se compone básicamente por su distintivo estilo clásico contemporáneo ensamblado a la más alta tecnología automotriz. El proceso de producción se lleva a cabo en Malasia, de forma completamente artesanal, haciendo uso de los mejores materiales del mercado.

Luxuo

Exclusividad y distinción

Desde sus inicios, Bufori ha querido mantenerse fiel a su filosofía de exclusividad y lo han conseguido a través de la personalización de los coches. Cada propietario tiene la oportunidad de crear un vehículo que responda a su personalidad, convirtiéndose así en un ejemplar único en el mundo.

La distinguida clientela de Bufori tiene carta libre a la hora de crear. Desde el color exterior, al diseño del mismo automóvil, pasando por la inclusión de neveras de licores, mesas de té chino o alfombras persas con incrustaciones de piedras preciosas. Lo único que puede limitar el diseño de uno de estos coches es la propia imaginación de su dueño.  

También puede interesarte: