¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Astonishing > La disculpa global que merece Britney Spears

La disculpa global que merece Britney Spears

luxury magazine barcelona

La emisión del documental Framing Britney Spears ha terminado de desatar una polémica ya candente en el mundo del entretenimiento

Los fans de la princesa del pop están logrando algo que pocas veces se ha visto en la historia de los medios: desenmascarar la trama del sistema opresor. Hace cuatro años se iniciaba un movimiento que a día de hoy se encuentra imparable: el #FreeBritney. Y es que por todos es conocida la triste historia de la diva de los 2000 que lleva más de una década tutelada por su padre. Sus excentricidades a principios de siglo hicieron saltar las alarmas de su posible incapacitación, hecho que la llevó a perder la custodia de sus hijos, el manejo de su patrimonio e incluso la libertad para firmar cualquier tipo de documento. Pero ¿es realmente Britney Spears una mujer incapaz? Esto es lo que nos desvela el documental del momento:

Ante todo, queremos aclarar que Framing Britney Spears no es un producto surgido de las excentricidades del fandom. Se trata de un documental producido ni más ni menos que por The New York Times y distribuido por Hulu. Eso sí, la viralización del contenido sí ha sido cosa de los fans de Britney, que se encargaron de compartirlo en Youtube para que todo el mundo pudiera verlo.

Apoyo y una disculpa pública

El feedback poco ha tardado en llegar. Sarah Jessica Parker y Miley Cyrus han sido unos de los primeros rostros famosos en manifestar todo el apoyo a la cantante y en posicionarse a favor de su liberación. Otra de las declaraciones con más revuelo ha sido la de Justin Timberlake —antiguo compañero sentimental de Britney— quien se ha disculpado públicamente con un comunicado a través de su perfil en Instagram. Y lo hacía por su complicidad y participación en este lento proceso de linchamiento de los medios contra la que fuera su pareja hace casi dos décadas.

Lo cierto es que el caso de Britney Spears fue llevado al extremo, pero no ha sido la única celebrity femenina en sufrir la desvalorización de la prensa. Lindsey Lohan, Sienna Miller o Misha Barton también fueron víctimas de los abusos mediáticos y de la burla por parte de los medios sobre sus adicciones y problemas mentales. Incluso la adorada Amy Winehouse sufrió el acoso de los medios, quienes expusieron todos sus desastres, trastornos y adicciones; aunque fueran los mismos los que más tarde la lloraran y la convirtieran en leyenda.

Todas estas mujeres fueron —y siguen siendo— víctimas de una época en la que los medios de comunicación pasaban por alto la ética y el derecho a la privacidad. Unos tiempos en los que no existía el respeto y una imagen impactante podía tergiversarse al propio gusto para conseguir el titular que más vendía. Por suerte, parece que en la actualidad esa industria depredadora ha empezado a modelarse con unos valores más éticos, aunque eso nunca anule el daño que ya se hizo.

También puede interesarte:

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!