¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Made in luxury > Hästens decora el hotel de lujo Niehku Mountain Villa

Hästens decora el hotel de lujo Niehku Mountain Villa

vacaciones lujo

Situado a 200 km al norte del Círculo Polar Ártico y en el corazón de la magnífica y extensa cordillera de la Laponia sueca, el hotel de lujo para aventureros Niehku Mountain Villa ha recibido el Prix Versailles de la UNESCO.

Diseño de identidad

El refugio Niehku Mountain Villa destaca por su diseño de interiores, concepto e identidad del mobiliario. El galardón otorgado por la UNESCO se centra en la arquitectura comercial con el objetivo de arrojar luz sobre la intersección entre creación, arte, cultura y economía.

“Niehku significa sueño en lapón y desde su inauguración en marzo de 2018 su misión ha sido crear un lugar único que ofrezca a sus huéspedes una experiencia completa de naturaleza, comodidad y gastronomía” (Patrick Strömsten, cofundador y gerente).

Habitaciones e instalaciones en harmonía con el entorno

El hotel cuenta con 14 habitaciones, 13 dobles y 1 suite. Todas ellas han sido cuidadosamente diseñadas y amuebladas con camas Hästens, brindando así un confort inigualable y reparador a todos aquellos que se hospedan en este refugio para aventureros.

Tanto el interior como el exterior del hotel fueron construidos en la frontera de Suecia y Noruega, más concretamente en una antigua casa de máquinas de la histórica línea de trenes Malmbanan. La antigua pared semicircular de la casa de máquinas atraviesa secciones del nuevo edificio, resultando ser una característica arquitectónica e histórica fascinante.

El techo de cristal de la bodega es parte del piso del restaurante, lo que ofrece a los huéspedes una vista bastante original.

La gastronomía tiene un gran peso en este hotel. Puesto que todos los ingredientes provienen de productores locales y siempre teniendo en cuenta la estacionalidad de los mismos. La carne o pescado fresco es todo de proximidad de las montañas, lagos y Océano Atlántico.

La combinación de materiales y colores naturales, así como la decoración inspirada en los pueblos indígenas sami del Ártico europeo, dan ese toque distintivo a un espacio creado para no dejar indiferente a nadie.

Además, el hotel ofrece actividades como esquí, senderismo, ciclismo de montaña, pesca, escalada o simplemente disfrutar del hermoso paisaje.

También puede interesarte: