English EN Français FR Deutsch DE Português PT Español ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Astonishing > El arte y las relaciones humanas: entrevista a Lluís Cadafalch

El arte y las relaciones humanas: entrevista a Lluís Cadafalch

entrevista a Lluís Cadafalch

Lluís Cadafalch es de esos artistas en mayúsculas que hace un poco de todo, vende y, encima, disfruta haciéndolo. Es diseñador gráfico de formación pero muchos lo conocen por sus dibujos. Sus ilustraciones han aparecido en decenas de libros infantiles, portadas de novelas y han ocupado las paredes de decenas de salas de arte en toda Catalunya. 

Los “cabezones” de Lluís Cadafalch, como él los llama, son los protagonistas de muchos de sus poemas ilustrados. Uno de sus últimos proyectos que ha enamorado a miles en las redes sociales y fuera de ellas. Un trazo limpio y sencillo compone estas “cabezas” que simbolizan la grandeza del interior de los seres humanos, sus relaciones, sus pensamientos, sus miedos y sus sueños. 

Hablamos sobre ello y sobre su día a día en su estudio de creación en esta conversación.

Lluís Cadafalch, ¿cómo te inicias en el mundo de la ilustración?

Yo estudié diseño gráfico y por cosas de la vida me empezaron a llegar encargos de ilustración, especialmente para libros infantiles.

Tienes tu lado de diseñador gráfico, de ilustrador, de artista… ¿Cuál es tu método de trabajo?

No tengo una metodología de trabajo como tal. Mis días son muy diferentes, dependiendo siempre en qué estoy trabajando; si se trata de un encargo o de proyectos personales. 

Los poemas ilustrados, por ejemplo, forman parte de un proyecto personal que nació un poco por casualidad. Un día decidí poner imagen a un micro poema que me gusta mucho y luego, en una feria de arte, vi que este tipo de piezas llamaban bastante la atención. Así que decidí ir ilustrando otros poemas o fragmentos de canciones que me gustan de forma puntual. 

Lo mismo me sucede con la pintura. Cuando no tengo encargos u otros trabajos que requieren de más tiempo, me gusta pintar y crear desde cero. En esos momentos mi mente se convierte, trabaja de un modo distinto, mucho más libre. Supongo porque en el fondo hago un poco lo que me da la gana (risas). 

entrevista a Lluis Cadafalch

¿Cómo es el día a día de un ilustrador?

Pues yo lo describiría como el de cualquier otro trabajo. Depende un poco de los encargos, por supuesto, pero al ser autónomo, tengo mi propio estudio al que voy todas las mañanas y me pongo a trabajar. Igual que lo hacen aquellos que van a una oficina. 

En mi caso, por ejemplo, cuando tengo varios proyectos abiertos, o estoy trabajando en algo personal, lo que hago es ir saltando de una cosa a otra. Voy cambiando cada cierto tiempo de proyecto, para no quedarme muy estancado y favorecer un poco la creatividad.

Por el contrario, en el ámbito del diseño gráfico, siento que cambio completamente de registro. Cuando me pongo a trabajar en algún proyecto de diseño (como ahora, que estoy cerrando ciertas exposiciones para el Museo Picasso) me olvido un poco de la parte del artista para hacer cosas más metódicas. 

Las musas en el arte

Hablemos del estereotipo de los artistas y las musas. ¿Qué sucede cuando tienes plazos de entregas reducidos y parece que la inspiración no acaba de aparecer? 

Como decía Picasso, “la musa tiene que encontrarte trabajando”. Sí es cierto que el “artista” suele desconectar poco de sus obras y aprovecha cada instante de tiempo libre para ir pensando en sus proyectos. Cuando estás de vacaciones o paseando, especialmente cuando tienes tiempo de descanso, es más fácil encontrar ideas más frescas y creativas. Pero a la hora de la verdad, si no estás ahí trabajando cuando inicia el proceso de creación, la esencia de esas ideas se acaba perdiendo. 

ilustrador Lluis Cadafalch

Para mí, la musa es el trabajo. Cuando inicias a hacer cosas, poco a poco todo va tomando forma, se va definiendo.

Por eso, con el tiempo he encontrado la fórmula que mejor me funciona a mí. Pongo el ejemplo de los poemas ilustrados: cuando decido que quiero hacer uno en particular, me olvido de todo y me centro 100% en ese poema. Pero no vuelvo a pensar en él después, del mismo modo que intento tampoco pensar antes. Quiero estar allí, presente, y materializar la idea que me viene en el momento concreto

Te invitamos a que descubras la Ilustración de Lluís Cadafalch para la primavera-verano de Vip Style Magazine:

¿Y dónde encuentras realmente la inspiración, incluso cuando no estás trabajando en nada en concreto?

Creo que en mi caso, el estudio es mi espacio sagrado. Allí es donde suelo inspirarme y abstraerme del todo: sin música, sin radio, sin pantallas… Solo yo y mi espacio. 

Háblanos de los poemas ilustrados de Lluís Cadafalch

De momento he hecho 17 y, aunque fueran un proyecto personal, han tenido muchísima aceptación. Han estado expuestos en varios centros de arte y se venden muy bien en ferias de arte y también en mi tienda online

Me hace mucha ilusión que los pida gente de distintas partes del mundo, pero a la vez me crea mucha curiosidad. Porque los poemas con los que he trabajado hasta ahora son todos en catalán, todos de autores contemporáneos. Hasta el momento he trabajado con poemas muy breves (o micro relatos), muy sencillos, concisos pero también muy potentes, que a mí me han impactado por algo en concreto. 

Yo me siento un poco novato con la poesía y debo admitir que me cuesta un poco. Pero por otro lado me encanta, porque siento que se crea desde la verdad más profunda del autor. Siento que, precisamente por eso, muchas veces me cuesta entenderla (y estoy seguro de que en muchas ocasiones he entendido cosas muy distintas a las que pretendía expresar el autor). 

Los fragmentos de poemas o los relatos que escojo son aquellos que me llegan, de algún modo, e impactan en mi vida. Curiosamente, todos ellos tienen una temática en común: las relaciones humanas (el amor, el desamor, la muerte…). 

Lo que intento en el momento de ilustrarlos, es intentar hacerlo siempre de un modo más abstracto, un poco abierto, si podemos decirlo así. Para no interponer demasiado mi visión a lo que otros puedan extraer del poema en sí. La poesía es lo que tiene: es abierta y muy subjetiva, y donde unos ven alegría otros pueden ver tristeza.

Por eso no quiero que mis ilustraciones sean una representación literal del texto. 

poemas ilustrados

Viendo tus creaciones, vemos que todos los poemas ilustrados siguen una misma línea creativa. ¿Es intencional?

Pues no sé si diría que es intencional. De hecho, aunque muchos guardan similitudes, otros rompen este esquema que parece preestablecido. Pero sí, en un principio creo que busqué indirectamente que todos siguieran una misma gama cromática (donde destacan el tono blanco del fondo, el azul y el rojo) y una línea orgánica muy libre. 

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.