English EN Français FR Deutsch DE Português PT Español ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Healthy life > Cómo mantener la vitamina D en invierno

Cómo mantener la vitamina D en invierno

vitamina D

Con la llegada del invierno, los niveles de vitamina D de nuestro cuerpo disminuyen, pero es importante mantenerlos. Descubre cómo y por qué.

Ahora que ya ha llegado el frío y se acerca el invierno, empezamos a pasar mucho menos tiempo al aire libre. Entre la jornada laboral en la que pasamos la mayor parte del día encerrados en la oficina o en casa y que anochece más pronto, los niveles de vitamina D que adquirimos con la exposición a la luz solar disminuyen mucho en invierno. Sin embargo, es una vitamina muy necesaria para el buen funcionamiento del organismo. Por eso, es importante saber cómo mantener la vitamina D en invierno.

Te sorprendería saber la de personas que carecen de vitamina D en invierno, lo que hace que aumente el riesgo de infecciones. Y es que, esta vitamina tiene multitud de efectos positivos en nuestra salud. Desde una mejora en el rendimiento del sistema inmune, hasta una menor incidencia de distintos tipos de cáncer, así lo aseguran desde Futurlife21. La vitamina D ayuda al organismo a absorber el calcio, que es indispensable para la salud ósea. Por otro lado, también tiene un papel importante en el sistema nervioso, muscular e inmunitario, ya que ayuda a combatir las infecciones y reducir la inflamación. Además, la vitamina D ejerce un papel importante en el mantenimiento de la salud gastrointestinal.

Cómo obtenerla en invierno

vitamina D1
Foto: Javier Sánchez Mingorance. Getty Images

Ahora que ya sabes por qué es importante mantener unos buenos niveles de vitamina D, te contamos cómo puedes hacerlo en invierno. Mientras que en verano no es recomendable someterse más de 20 minutos al día a la luz solar sin protección, en invierno se necesitan entre 1 y 2 horas al día. Pero la exposición solar no es la única manera de obtener vitamina D. También se puede conseguir a través de suplementos, pero con mucho cuidado y bajo supervisión médica, ya que un exceso de vitamina D puede ser perjudicial para la salud. Por último, hay algunos alimentos altos en vitamina D que pueden ayudar a mantener sus niveles:

  • Pescado graso como el salmón, la caballa, el atún, la dorada, las sardinas, la trucha o los boquerones.
  • Huevos, su mayor concentración de vitamina D se encuentra en la yema.
  • Productos lácteos como el queso, la leche o el yogur.
  • Hongos y setas, como los champiñones o las setas shiitake.
  • Frutas y verduras como el aguacate, la zanahoria o el pepino. Aunque su concentración de vitamina D es menor.
  • Alimentos fortificados como la leche o los cereales, pero es importante elegir los más naturales posibles.

También te puede interesar:

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.