English EN French FR German DE Portuguese PT Spanish ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Leisure > Aire Ancient Baths, el placer de los baños árabes

Aire Ancient Baths, el placer de los baños árabes

healthy lifestyle

Pocas experiencias se asemejan al placer de disfrutar de las instalaciones de Aire Ancient Baths. Por eso hoy, os llevamos de la mano a recorrer este magnífico espacio de baños árabes situado en el corazón de Barcelona.

Lo cierto es que Aire Ancient Baths nace en Sevilla hace ya dos décadas con una vocación muy clara de querer trasladar a otros lugares del país (y del mundo) su idea de crear espacios únicos con historia. Su misión es la de recuperar la esencia de las civilizaciones antiguas que vivían en torno al agua, un elemento clave para la vida y el espíritu. Y lo han conseguido, pues ahora son siete las ciudades del mundo que cuentan con uno de estos “edificios con alma”. Además de Sevilla y Barcelona, la compañía cuenta con centros en Almería, Vallromanes, Nueva York, Chicago y Copenhagen.

Aire de Barcelona

Pero hoy queremos centrarnos en los baños de nuestra ciudad, Barcelona. Situado en el Passeig Picasso, en el histórico barrio de El Born, el centro se encuentra en lo que antiguamente fueran unos almacenes del mercado del barrio.

En el año 2016 Aire Barcelona se sometió a una remodelación de sus instalaciones, creando así un escenario mágico en el que los clientes puedan disfrutar con todos los sentidos. Son varios los espacios que conforman el centro. La estancia principal está compuesta por el recorrido de aguas termales, dividido en varias piscinas de aguas calientes, templadas y frías, además de un flotarium (o baño de sal) y una sala.

Las salas de masaje fueron ascendidas a los pisos superiores, para dejar más espacio en la cámara principal para otra de sus novedades: el baño de vino. Es, sin duda, la innovación más seductora de Aire de Barcelona, pues es una experiencia que se ha creado conjuntamente con las Bodegas Matarromera. La sala ha sido habilitada para albergar un antiguo pozo veneciano que hace las funciones de bañera para dos.

La decoración principal de la estancia son dos paneles verticales que acogen la presencia de 1500 botellas de vino y decenas de velas. Un oasis que invita al relax y al descanso físico y mental en el que poder degustar también una copa de vino. ¿El broche de oro? Un masaje corporal de 45 minutos con aceite de semilla de uva de Esdor.

También puede interesarte:

¡¡Participa en nuestros sorteos VSM, suscríbete ya!!