English EN Français FR Deutsch DE Português PT Español ES

¡Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades de VSM!

Inicio > Leisure > 6 pueblos que no puedes dejar de visitar cerca de la frontera de Francia

6 pueblos que no puedes dejar de visitar cerca de la frontera de Francia

pueblos frontera Francia1

Descubre algunos de los mejores pueblos que se esconden cerca de la frontera de Francia, en el sur del país.

Cuando pensamos en hacer un viaje a Francia, solemos caer en sus ciudades más reconocidas y que suelen quedar más lejos. Sin embargo, en el sur de Francia hay localidades y paisajes increíbles que merece la pena visitar y no están tan lejos. Desde la costa del Mediterráneo hasta la del Atlántico, pasando por los Pirineos. Estos son los 6 pueblos que deberías visitar al menos una vez y que están cerca de la frontera de Francia.

Mirepoix

pueblos frontera Francia2
Foto: Shutterstock

Mirepoix se encuentra en medio del triángulo que forman las emblemáticas ciudades de Carcassone, Toulouse y Foix. Es una villa bastida y conserva gran parte de su aspecto medieval de finales del siglo XIII. De hecho, se encuentra dentro de una muralla con una magnífica puerta de entrada a la ciudad. Con forma cuadriculada y calles estrechas, cuenta con muchos lugares y monumentos que no puedes dejar de visitar. Entre ellos se encuentran la Place des Couverts, con porches y casas de entramado de madera, la Casa de los Cónsules del siglo XV o la Catedral de Saint-Maurice. Pero perderte entre sus calles siempre será un buen plan, ya que tiene un gran encanto medieval.

Rocamadour

pueblos frontera Francia3

Rocamadour está situada en la región de Midi-Pyrénées y está considerada la más bonita. Si te gustan los pueblos que parecen sacados de un cuento, este es el pueblo cerca de la frontera de Francia que no te puedes perder. Con casas e iglesias envueltas de pasadizos, puertas, balcones y escaleras, Rocamadour se asemeja a un pueblo encantado. Aquí podrás disfrutar de la naturaleza en el parque natural regional de Causses du Quercy o en el mirador sobre el río Alzou. Pero tampoco te puedes perder la capilla de Notre-Dame, en la que se encuentra la estatua de Santa Maria de Rocamadour, original del siglo XII. Además, mirado hacia arriba desde la entrada podrás contemplar la espada de Durandal.  

Ainhoa

pueblos frontera Francia4
Foto: iStock

Ainhoa se encuentra en el País Vasco francés y cuenta con ese estilo vasco tan característico como encantador. Así, sus casas de muros blancos y entramados de madera pintados de color rojo te hacen sentirte en un pueblo de cuento. No te puedes perder la iglesia de Notre-Dame de l’Assopmtion, la calle principal ni el Lavoir Alhaxurruta, donde las mujeres se reunían para lavar la ropa con el agua fresca que baja de las montañas. Aunque es pequeño, Ainhoa es un pueblo de lo más auténtico que merece la pena visitar.

Colliure

pueblos frontera Francia

Colliure es el pueblo que parece sacado de una postal y que se encuentra en la Costa Roja. Allí llegaron artistas como Picasso o Matisse, cuyas obras se pueden contemplar en el Museo de Arte Moderno de Colliure, entre las de otros pintores. También puedes recorrer el casco antiguo de El Moré, envuelto por las murallas del Castillo Real o contemplar el pueblo desde el Fort de Saint Elmo o la Torre de Madeloc. Pasear por la costa y por sus calles mientras contemplas su encanto también es uno de los mejores planes en este pueblo cerca de la frontera de Francia.

Saint Jean de Luz

Foto: Alamy

Para los amantes de la costa, Saint Jean de Luz es visita obligatoria. El País Vasco francés esconde esta maravilla de pueblo con un puerto pesquero con sus barcos y sus ventanas de colores como paisaje principal. La bahía se extiende desde el fuerte de Zokoa hasta la colina de Sainte-Barbe y lo mejor es caminar por todo el paseo marítimo Jacques Thibaud. Este va desde el faro de estilo art deco de Pavlovsky hasta la Pergola. Después, lo mejor es continuar el camino hasta la colina de Sainte-Barbe donde podrás contemplar las mejores vistas de la bahía desde arriba de todo. Sin duda, Saint Jean de Luz es uno de los mejores pueblos costeros cerca de la frontera de Francia.

Céret

Foto: Ville de Céret

Céret se encuentra al pie de los Pirineos Orientales, en la llanura de Rossellón, y es conocida como la capital de las cerezas. Entre sus calles empedradas y sus plazas, se encuentra el Museo de Arte Moderno, que aguarda el legado de artistas como Picasso, Matisse, Chagall o Miró, entre otros. De hecho, es conocido como la meca del Cubismo. Pero tampoco te puedes perder el Puente del Diablo, sobre el río Tec, la iglesia románica de Saint-Pierre o las puertas medievales de España y Francia.

También te puede interesar:

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra

Newsletter

Sé el primero en participar de todas las novedades de Vip Style Magazine y recibe gratis la versión reducida de la revista.